Sakimovil, Concesionario Oficial Kia en Burlada (Navarra)

Noticias

Kia, desde bicicletas hasta el Stinger

Kia, desde bicicletas hasta el Stinger

Kia, marca surcoreana de automóviles, empezó en 1944 como fabricante de piezas de acero para bicicletas. En las décadas siguientes, la compañía progresó con la producción desde 1962 de motocicletas y vehículos comerciales. En 1970, Kia comercializó bajo licencia el Fiat 124 y en 1974, fabricó su primer modelo, el Brisa. En 1979, la marca surcoreana volvió a comercializar bajo licencia, esta vez el Peugeot 604 y el Fiat 132.

Por la década de los 90, Kia desembarcaba en España. Nombres como Sephia o Sportage comenzaban a sonar dentro del sector, sin embargo pasaban desapercibidos a ojos de públicos exigentes que buscaban modelos más conocidos y con mayor prestigio. Aun así, el cambio más llamativo llegaría con el nuevo milenio. Había que intentar sorprender y el diseño y la estrategia de la compañía darían un importante paso adelante que se tradujo en nuevos proyectos como los Cerato, Rio o Sorento, modelos que ya empezaban a encajar entre la sociedad pero a los que aún les faltaba una vestimenta adecuada para atraer miradas.

Esto cambió con la llegada, en el año 2006, del diseñador de coches alemán Peter Schreyer, lo que supondría una evolución progresiva en las líneas que estarían claramente inspiradas en los diferentes concept cars. En lo que a estos prototipos se refiere, Kia nunca defrauda debido a que su imagen no se aleja de lo que finalmente veremos en el coche de serie.

Poco a poco, esos diseños iban dando lugar a unas formas estilizadas, cuidadas y con gusto. Elementos de la carrocería como los faros y las ópticas experimentaron un cambio similar. El frontal de lamas horizontales dejaba paso a aquel que en la marca denominan tiger nose, que desde hace unos años es una seña de identidad, caracterizando a toda la gama y otorgándole una personalidad absoluta y diferenciadora.

Marcados por una europeización progresiva, el contenido tiene que estar a la altura del envoltorio. Por ello, la evolución también está presente en su interior, dejando paso a la tecnología y los sistemas de infoentretenimiento combinados con unos buenos acabados y materiales de calidad. Muestra de ello es su último modelo, el Kia Stinger. Un vehículo que respira potencia combinada con un diseño deportivo y la última tecnología.

Kia, una compañía que sigue sin detenerse en el camino para continuar innovando. Fiel a los principios de unas líneas que han marcado la historia de la marca.