Sakimovil, Concesionario Oficial Kia en Burlada (Navarra)

Noticias

El Kia Picanto gana músculo

El Kia Picanto gana músculo

Kia lanzará una nueva versión del Picanto, la X-Line, el próximo 12 de septiembre en el Salón de Frankfurt. Este vehículo adquirirá algunas propiedades y características SUV para ganar fuerza y presencia en su imagen exterior.

La carrocería de este utilitario ha ganado 1,5 centímetros de separación respecto al suelo. En total, la distancia mínima a la carretera es 15,6 cm. Aunque no está preparado para superar zonas en mal estado, esa mayor altura logra una visión mejorada para el conductor y consigue que el acceso y la salida del habitáculo sea más cómoda.

Exteriormente también hay cambios cosméticos con una parrilla "tiger-nose" complementada con unos nuevos paragolpes delanteros y traseros más voluminosos, protecciones en los bajos que aparentan ser piezas metálicas y pasos de rueda con revestimientos en color negro enriquecen el empaque urbano de un coche diseñado para batallar en la ciudad.

El equipamiento, aderezado con detalles en color verde eléctrico, consta de algunos elementos ya disponibles en el resto de modelos de la gama, como pedales de aluminio, faros con iluminación de día LED y luces antiniebla, un sistema de información y entretenimiento con una pantalla de 7 pulgadas (compatible con Apple CarPlay y Android Auto), navegación GPS tridimensional, cámara trasera de aparcamiento o conexiones USB para dispositivos externos. Además, el Picanto X-Line se viste de gala con unas generosas llantas de aluminio de 16". Sin embargo, aunque en algunos mercados está disponible con un sistema de acceso manos libres y una superficie de recarga inalámbrica para el teléfono móvil, de momento, en España habrá que esperar.

En cuanto al motor, el X-Line porta un T-GDI de 1.0 litros de cilindrada y tres cilindros turboalimentado que produce una potencia máxima de 100 CV y 172 Nm de par motor asociado a una transmisión manual de cinco velocidades. A su vez, la salida de escape doble cromada es compartida con el GT-Line. Gracias a su bajo peso, 993 kg, puede pasar de 0 a 100 km/h en 10,1 segundos. Su consumo es moderado, 4’5 litros a los 100 km y 104 g/km de CO2 en ciclo combinado.

En definitiva, el coche más pequeño de la marca coreana, que ha tomado como inspiración las líneas del Sportage y el Sorento, llega dispuesto a comerse el mercado a base de exhibir músculo.